Carrito

5€ DE REGALO en tu 1ª compra a partir de 50€ [Cupón: PRUEBANOS2022]

     CA EN FR ES

El Oso y el Madroño - Mariano Madrueño

El Oso y el Madroño, el licor castizo

Para conocer la procedencia de este licor tan famoso de Madrid, tenemos que remontarnos a la clásica historia del Oso y el Madroño. 

Historia del Oso y el Madroño 

Como seguro todos sabréis, el Oso y el Madroño es el símbolo que representa a la ciudad de Madrid. El origen de esta figura viene de la Edad Media, cuando se fundó la capital. Por ese entonces, el animal que más abundaba en los montes cercanos era el oso. Los ciudadanos se arriesgaban a encontrarse con alguno de ellos si salían a pasear por los caminos.

Por otro lado, uno de los árboles más comunes en Madrid en esos años era, efectivamente, el madroño. Era la vegetación que más abundaba en los bosques que acabaron perteneciendo a la Villa de Madrid tras la repartición de las tierras entre la Villa y la Iglesia. Finalmente,  se decidió poner al lado del Oso en este símbolo emblemático.  

Además, a nadie se le pasa por alto la figura del Oso y el Madroño ubicada en la Puerta del Sol en Madrid, en dirección a la Calle Alcalá. En los años 60, el Ayuntamiento de Madrid promovió una serie de diferentes actos para dar visibilidad a los símbolos de la ciudad, entre los que se encontraba el establecimiento de dicha obra. El escultor Antonio Navarro Santafé, fue quien le dio forma a la escultura. 

De esta forma fue como en 1967, tallado en bronce, sobre un pedestal de piedra y con unos 4 metros de altura se encontraba el símbolo madrileño del Oso y el Madroño. Dicha estatua ha ido cambiando de ubicación pero siempre encontrándose en la misma plaza.

El Oso y el Madroño - Mariano Madrueño

Historia del licor de madroño

Si queremos comprender cómo es y cómo nace este famoso licor, es necesario entender primero su composición. Y es que el Oso y el Madroño es un licor Arbutus Unedo, que significa “árbol del que hay que comer un solo fruto”. Y es el que el fruto del madroño tiene la fama de embriagar, ya que es capaz de fermentar y producir alcohol. Por otro lado, siempre se ha pensado que tiene propiedades curativas e incluso hoy en día se ha demostrado que es un fruto altamente beneficioso para curar infecciones urinarias y de riñones.

Ya en el siglo XIV se conocía que el rey Felipe IV hacía uso de las propiedades curativas de este fruto tan característico. Por aquel entonces, después de cada comida tomaba una copa a base de machacar el madroño y añadirle alcohol de vino. 

El licor que conocemos a día de hoy es gracias al famoso confitero Cruz Palomo, quien a mediados de los años 40 del siglo pasado creó su receta. Y es que, tal y como cuenta en una entrevista para El País en 1984, todo empezó a raíz de una “sobredosis” de madroño. Cruz Palomo se encontraba en el campo de caza y sintió hambre, por lo que decidió comer unos cuantos frutos que desconocía por aquel entonces. Empezó a sentirse mareado y eufórico a la vez. “»Pensé que se trataba de una fuerte subida de tensión y me fui al médico, quien me aclaró que lo que yo tenía era una tea de impresión producida por los madroños. Empecé entonces a utilizarlo y preparé un licor para rellenar los bombones, que luego decidí embotellarlo y ofrecérselo como homenaje a la villa del oso y el madroño”.

El Oso y el Madroño - Mariano Madrueño

Este licor se ha convertido en uno de los iconos de Madrid, conocido ya como el licor castizo.

El Oso y el Madroño 

Una vez ya conoces todo sobre este exquisito licor, es el momento de que te lances a probarlo. A continuación, vas a encontrar un enlace directo a nuestra tienda online donde podrás hacer tu pedido. ¡Haznos saber que te ha parecido dejando tu reseña!

  • 10,45
    +-